¿Quieres saber si estas arruinando el AUTOESTIMA de tus hijos?

Cuando somos padres, queremos lo mejor para nuestros hijos, criarlos con un autoestima fuerte y vigoroso, valientes, leales, fieles a ellos mismos, amorosos y prepararlos lo mejor posible ante las adversidades.

Estás destruyendo la autoestima de tus hijos con estas 3 cosas que haces casi a diario

 Como padres queremos un desarrollo pleno, que sean fuertes y capaces de afrontar con optimismo y valentía cualquier situación en la vida.

Sin embargo, existen momentos en los que sin saberlo, hacemos todo lo contrario.

Mediante acciones o palabras, destruimos el autoestima de nuestros pequeños.

 

3 cosas que dañan gravemente su autoestima:

1. Hacer las cosas por ellos

Cuando haces lo que a ellos les corresponde, les estás quitando una responsabilidad de encima.

Lo mas probable es que pienses que los estás  ayudando, pero no es así, es todo lo contrario.

Les estás diciendo directamente que no es su responsabilidad y que al final acabarás haciendo y resolviendo todo en su lugar.

Las consecuencias:

Los haces dependientes, los inhibes ante el desarrollo y aprendizaje de nuevas habilidades y aptitudes que forjaran su personalidad.

Crearas capacidad dependientes ya que sentirán que si lo hacen ellos por su cuenta no serán capaces de resolverlo, por lo tanto ahí apareces tu’ como aladino y su lampara.

La solución:

Permite que tus hijos hagan las cosas por sí mismos, de este modo se sentirán capaces y bien con ellos mismos, al tiempo que su autoestima se eleva.

 

2. Decirles que “algo es demasiado fácil”

Si les cuesta lograrlo y por otro lado tu le dices ‘es fácil adelante’, es contraproducente. Sólo causaras confusión.

 Las consecuencias

Quizás pienses que es una forma de alentarlos diciendo: “es muy fácil, puedes lograrlo”.

Pero en realidad les haces creer que hay algo mal porque para ellos no resulta ‘fácil’ como tú dices.

De esta forma se sentirán desanimados y ni siquiera querrán seguir intentándolo.

Solución

No repitas lo fácil que es, prueba con: “aunque parezca difícil, si lo intentas podrás lograrlo”.

Así le harás saber a tus hijos que con perseverancia y esfuerzo, hasta las cosas más complicadas pueden lograrse.

De esta manera su autoestima se verá fortalecida y estarán más motivados.

3. No dejar que se equivoquen

Los errores son el mejor aprendizaje que podemos tener. Si nos equivocamos en algo, luchamos para hacerlo mejor.

Si reprendes a tu hijo por cometer errores los hará sentir insuficientes y decaerán sus habilidades y ganas de hacerlo con entusiasmo.

Las consecuencias

Sobre-proteger a tus hijos y no permitir que cometan errores les creará dependencia y pasaran su vida pensando si se arriesgarán o no, con tal de no equivocarse.

La solución

Enseña a tus hijos a aprender de sus errores y a hacerse responsable, lo cual les enseñará que, en realidad, equivocarse forma parte del aprendizaje en la vida.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *